Consejos para mantener erecciones firmes y duraderas.

Para los caballeros es un tema de suma importancia, las erecciones son sus vidas y representación de su virilidad. Cuando estas comienzan a dar problemas como: ser flácidas, no durar demasiados; he incluso perderse en su totalidad durante el acto sexual, es momento de atender el tema.

 

No debes preocuparte, ya que en el mercado existen infinidades de accesorios que te pueden ayudar a que tu amigo, no sólo se levante sino que también sea el alma de fiesta. Existen unos lubricantes masculinos, en cuya composición química; contienen factores estimulantes para el pene. Trabajando en él de forma que se logran erecciones mucho más firmes.

 

Por otro lado pero siguiendo con el tema de erecciones de campeonatos,  se han diseñando una serie de accesorios para el pene cuyo único fin es mantenerlo firme y muy duro. Los anillos para el pene resultan ser una gran opción, en la búsqueda de estas erecciones que todo caballero desea experimentar. Una de las ventajas de estos anillos y su utilización es que; puedes colocarlo mientras tu pene está en reposo, llevándolo hasta por detrás de tu escroto. Sin mayor problemas puedes: ir a cenar con tu chica, caminar por la calle o estar en el Mall Center.  Para cuando el momento de intimidad haya llegado,  el accesorio estará listo y en posición; para cumplir con su función,  dándote una erección de lujo; que de seguro tu pareja jamás olvidará.

 

Para los que les gusta juguetear un poco más con sus cuerpos, además de que lograrán erecciones perfectas y listas para generar placer sexual a sus acompañantes;  existen juguetes sexuales bastante atrevidos para mantener buena erección. Uno de los más utilizados es el estimulante prostatico, no es más que un pequeño consolador que se introduce en el ano y que posee en su otro extremo un anillo para el pene. Diseñado para estimular tu próstata mientras penetras, y con el anillo del pene mantener una erección óptima. Podría decirse placer sexual por partida doble.

Beneficios del esperma para la mujer.

¡Atención! Mujeres; así como lo lees,  tragar el esperma de tu hombre; trae beneficios para tu salud y tu belleza. Aunque gran porcentaje de las mujeres aborrecen hacerle sexo oral a sus parejas; por razones que aún no están muy claras y que responden netamente a prejuicios sociales. Lee con atención lo que traemos para ti.

 

No desperdicies ni una gota, si eres de esas chicas que realmente disfruta del placer sexual con su pareja; sin restricciones, prejuicios, límites. Entonces tragar el semen  de tu pareja te traerá grandes beneficios; especialista en el tema opinan que ingerir cantidades frecuentes de esperma, en la mujer generan una mejor ovulacion, lubricación, y prepara su cavidad vaginal para el embarazo.

 

Por otro lado verter semen directamente sobre tu cuerpo cabelludo; trae beneficios en el fortalecimiento, brillo y longitud de tu cabellera. Con esto no sólo estarías logrando un tratamiento hidratante 100% natural, sino también complacer a tu pareja; estudios han demostrado que dentro de las fantasías sexuales de los hombres, una de las más anheladas es; poder acabar encima de sus mujeres sin importar que lugar salga salpicado. Estamos embelleciendo tu imagen y manteniendo contento a tu hombre.

 

Sobre la piel, cientos de mujeres adoran el sexo oral; y sus parejas masculinas aman que sus chicas, se sientan cómodas y plácidas de hacerlo. Pues ahora que se conoce de los beneficios del esperma; no sólo con sexo oral puedes conseguirlo. Muchas féminas encienden las calderas de sus parejas, y los motivan a tener un encuentro sexual explosivo; en el que el esperma sea el invitado más esperado. Varias parejas manifiestan que estando en el momento de penetración, justo antes de acabar; detenerla y acabar fuera genera un orgasmo sin precedentes para el caballero. Las féminas aprovechando este momento, colocan sus cuerpos a disposición para ser bañadas de esta lluvia blanca; que les dejará una piel nutrida, suave y sedosa.

Si buscas sexo fácil; lo encontrarás en Carnavales de río, un paraíso pagano.

Todo el mundo ha escuchado de los famosos carnavales que se dan cita en Río de Janeiro, año tras años la fama de la : majestuosidad, belleza, despliegue técnico, sexo fácil; se vuelve mucho más popular. Personas de todo el mundo se dan lugar en este país para satisfacer sus diferentes deseos; además de vivir increíbles experiencias.

 

La fecha del mes de febrero se vuelve una locura para los brasileños, millones de turista de todas partes del mundo; han esperado este momento. Las expectativas están al máximo y listas para ser rebasadas, muchos turistas eligen la zona de costa directamente para buscar hospedaje; playas como Ipanema, copacabana y merleau son de las más concurridas. Esto ocurre porque ya han escuchado del sexo que allí se encuentran, muchos de los turistas vienen ya recomendado bajo este deseo; que buscan satisfacer, a como dé lugar. Muchos comentan que efectivamente en las playas, mucha gente esta ebria y hambrienta sexualmente; por lo que algunos por unos pocos dólares o incluso nada, te practican sexo oral, una que otras masturbaciones y por supuesto penetraciones.

 

Aunque el desfile principal se da en uno de los escenarios más conocidos del Brasil. Llamado Sambódromo es el escenario al aire libre más grande de latinoAmérica, muchas veces sólo es una fachada decir que vamos de carnavales a río, cuando realmente los deseos son carnales y sexuales; buscamos experiencias únicas y extremas en cuanto al sexo.
Miles de turista; años atrás habían adoptado esta práctica sexual y comportamiento extremo, para ser practicada en el mismísimo Sambódromo. Por años ocurrió así; turistas y propios brasileños dedicados a la prostitución, sabían que de este era el lugar y el momento; para trabajar arduo. La policía brasileña comenzó a detectar eso y a mermar; con grandes despliegues policiales en todas la áreas del sambódromo. Es por ello que este sexo libre y disponible; ahora se encuentra en las playas más populares de la región.

Escándalo sexual; involucra a policía.

La prostitución es una de las “profesiones”, más antiguas y no perecedera de todos los tiempos. En la regiones de Sevilla, Barcelona y Valladolid; son las tasas más altas de prostitución callejera. La misma es ilegal y es de pensarse que estas ciudades, poseen las más altas las tasas ya que son las ciudades españolas más turísticas del país.

 

A inicios del año pasado, se habían presentados caso de maltrato hacia los travestis; estos estaban siendo contratados para realizar sus “servicios”, para posteriormente ser golpeados brutalmente y abandonados en la calle. Nos dirigimos a las calles de Sevilla donde estos incidentes se habían reportado para investigar un poco más. Estando allí, conversamos con un travesti que se hace llamar Pushey; esta es su entrevista.

 

-( Pushey : Cada noche estamos expuestas al peligro, es por ello que debemos escoger bien a nuestros clientes. Aunque por seguridad siempre cargo en mi bolsa gas pimienta. En relación a lo que está ocurriendo con estos caso, es casi innotorio;  ya que las víctimas de este misterioso hombre, han hecho la rutina: ver el aspecto del tipo, su actitud, el dinero , y su vestimenta. El hombre sólo recoge transexuales,  los obliga a tener relaciones sexuales; además de hacerlas víctima de conducta sadomasoquista, posteriormente les propicia una golpiza inhumana; y los tira en la calle… -). Expreso Pushey.

 

La policía de la localidad en conjunto con los travestis de la zona, idearon un plan para capturar a este vándalo que está mal tratando a los travesti. El plan puesto en acción constaba de un oficial entrenado, imitando a un travesti;  en primeras instancias no picó el anzuelo, pero tras varios días de intentos fallidos; ocurrió el gran día. Con la sospecha de que este era el individuo, el oficial tomó el servicio; fue llevado a una residencia donde se le pidió cosas, al negarse a las demandas del cliente este se puso violento; pero el oficial lo neutraliza y arresto. Posteriormente las travesti víctimas confirmaron su identificación, el bandalo resultó ser un oficial de policía.